7 Puntos para desafiar nuestro corazón

Como líderes siempre es bueno que nos mantengamos afilados. Para eso tenemos que continuamente examinar y desafiar nuestra forma de pensar, nuestra actitud y la condición de nuestro corazón. Estos son 7 puntos para desafiar nuestro corazón:

1. No sirvas hacia arriba de una manera y hacia abajo de otra manera.

Las posiciones son determinadas por función y no por importancia. El maltratar a aquellos que están debajo de tu liderazgo no es una actitud del reino. Este tipo de corazón no puede existir dentro de la iglesia, porque implica el ser una persona falsa. Todos tenemos que tratarnos con amor y con gracia porque nadie vale más que nadie.

3. No somos un conjunto de varios equipos sino un equipo con distintas funciones.

El cuerpo humano tiene muchas partes, pero las muchas partes forman un cuerpo entero. Lo mismo sucede con el cuerpo de Cristo.” 1 Corintios 12:12

No podemos tener una actitud que ante la necesidad responde con un “No soy miembro de ese equipo” Seamos líderes que reconocen la necesidad y hacen algo al respecto. La visión es más grande que mi posición en el equipo. Son las actitudes incorrectas las que limitan y estancan lo que estamos viviendo como iglesia.

3. La condición de tu vida vale más que tus dones y talentos.

“Nosotros, colaboradores de Dios, les rogamos que no reciban su gracia en vano.”2 Corintios 6:1-2

La gracia de Dios es gratis pero no es barata, es gratis para nosotros, pero a Dios le costó todo. Como líderes es importante vivir una vida íntegra y recordar constantemente que representamos a Cristo y a la visión de una casa. No limites tu vida viviendo por debajo de lo que fuiste llamado a ser. Dios es un Dios de gracia, pero apreciemos el precio que él pagó por nosotros.

 4. No vivas tu vida siempre en el límite.

Es nuestra responsabilidad el cuidar de la integridad de nuestro cuerpo físico y aprender a vivir de manera saludable. Ninguno de nosotros es libre de la tentación, por eso no debemos vivir en el límite. Como pastor, valoro la posición que Dios me ha dado y las personas que nos ha confiado, y estoy consciente de que lo que yo haga puede afectar a una generación.

Lo que Dios tiene para tu vida es demasiado grande como para venderle tu llamado al enemigo. Seamos conscientes de lo que Dios ha puesto en nuestras manos y seamos responsables con ello. No es bueno vivir nuestra vida siempre en el límite porque es en el límite que el enemigo ataca. Vive y piensa al nivel de tu llamado.

5. Tu equipo/ grupo de conexión/ grupo de amigos, no debe ser exclusivo.

“Un día, siguiendo su viaje a Jerusalén, Jesús pasaba por Samaria y Galilea. Cuando estaba por entrar en un pueblo, salieron a su encuentro diez hombres enfermos de lepra.” Lucas 19:11-12

El Reino de Dios no es exclusivo, Jesús vino a incluir a los excluídos. Por eso siempre tenemos que tener nuestras puertas abiertas para otros. Nuestro desafío como líderes es el de salir de nuestra comodidad para incluir a otras personas. La iglesia no es un lugar al que asistes o que visitas, sino un lugar al que perteneces. La iglesia está para hacer vida juntos.

6. La familiaridad estanca el progreso y limita lo milagroso.

Cuando nos volvemos familiares perdemos el factor wow, el factor de asombro. ¿Recuerdas tu primer domingo en la iglesia? ¿Recuerdas lo que sucedió en tu corazón ese día? Lo que hoy vivimos es un milagro, y no podemos volvernos familiares con lo que Dios hizo y sigue haciendo en nuestras vidas.

7. La pasión no es una emoción, es una decisión.

“Por esta razón, te recuerdo que avives el fuego del don espiritual que Dios te dio cuando te impuse mis manos.” 2 Timoteo 1:6

No reduzcas mi pasión a un grupo cultural como lo es la cultura latina. ¡La fuente de mi pasión es la cruz! La persona en quien te vas a convertir en 10 años ya está dentro tuyo. Es tu responsabilidad hacer que despierte. ¿Cómo sería nuestra iglesia si todos lleváramos la carga, contribuyéramos y ganáramos almas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *